fbpx
¿Qué son los germinados?, beneficios para la salud, origen y ¿Cómo hacerlos en casa? - Blog Neea Flora

¿Qué son los germinados? y ¿Cómo hacerlos en casa?

Si te gustan las plantas, pero nunca las has sembrado por ti mismo. O siempre has querido practicar jardinería, pero no has tenido la paciencia de esperar a que las plantas crezcan a su ritmo. O quieres consumir algo que hayas cultivado por ti mismo, pero no tienes ni el espacio, ni el tiempo para tener huerto. Los germinados son una opción ideal para ti. Los germinados son ideales para los jardineros (o futuros jardineros) impacientes. En este artículo averiguarás ¿Qué son los germinados? y ¿Cómo hacerlos en casa? ¡Comencemos!

¿Qué son los germinados?

Los germinados, como su nombre lo indica, son simplemente semillas que se hacen germinar, para ser consumidas crudas o cocinadas. Por su alto contenido nutritivo y los muchos beneficios para la salud.

¿Por qué cultivar germinados?

Los germinados son plantas de rápido crecimiento y muy prolíficos. Además que son una comida instantánea y muy nutritiva.

Los germinados pueden cultivarse en cualquier época del año. 

Puedes hacer germinados en lugares en los que no puedes tener una planta normal, porque no tienes suficiente luz. A los germinados no les importa. Ya que las semillas en su ambiente natural germinan en el suelo. Sin embargo, a pesar de que toleren la oscuridad, funcionan mucho mejor si les das algo de luz, aunque sea muy leve.

Los germinados son muy económicos. Una bolsa de lentejas o frijoles nos es muy costosa y vienen muchas semillas para germinar. Algunas no germinarán, pero muchas otras si. 

¿Cuales son las mejores semillas para germinar?

Por naturaleza, cualquier semilla se puede germinar. Sin embargo, hay algunas que son más fáciles de germinar y que saben más delicioso como germinados que otras. 

Puedes comprar algunas semillas específicamente para hacer germinados. Ya que su probabilidad de germinar es muy alta.

Sin embargo, también puedes germinar cualquier grano que compres en la tienda como lentejas, fríjoles, arvejas. La única diferencia es que su germinación varia.

Cuando vayas a germinar granos de supermercado procura comprar las más frescas posibles. Es decir mira la fecha de vencimiento y las que estén más lejos de su fecha de vencimiento. Si vives en clima cálido tal vez su germinación no será tan buena, pero para que germinen mejor es vital que guardes las bolsas de granos en un lugar muy fresco. 

No hagas germinados de plantas que pertenezcan a la familia Solanaceae, como los tomates, papas, berenjenas, ají, pimiento, porque pueden ser tóxicas.

Beneficios de los germinados

Los germinados son mucho más nutritivos que las semillas. Debido a que las semillas tienen una cubierta que es como un escudo que protege al pequeño embrión de la planta, para evitar que sea consumido por los animales (incluidos nosotros). 

En el interior de la semilla, ella tiene minerales y proteínas vitales que protege con mucho celo. Y si consumimos la semilla directamente no están tan disponibles. Además que algunas semillas usan sabores desagradables y tóxicos para convencerte aún más de que no la consumas.

En cambio cuando la germinamos, la semilla deja de protegerse para no ser comida y pasa a liberar todos sus nutrientes para poder crecer. En solo un par de días, la semilla libera muchas vitaminas y fibras. Nutrientes que quedan disponibles para nosotros :-). 

¿Cómo surgieron los germinados?

Los germinados son muuuuuy antiguos. De hecho hay reportes en textos chinos muy antiguos, de 200 A.C. en donde se mencionaban las propiedades medicinales de los germinados de soya. Los germinados fueron una fuente de comida importante especialmente en regiones muy frías de Asia en donde habían menos vegetales frescos disponibles en invierno. 

Los germinados también son muy importantes para la producción de cerveza. Ya que los granos de cebada se germinan para producir malta. Así las enzimas de la cebada convierten el almidón en azúcar de malta

Los germinados se usaron con fines medicinales para tratar el escorbuto. Los marineros duraban muchos meses en el mar y empezaban a enfermarse. Se les caían los dientes, perdían masa muscular y con el tiempo morían. Con el tiempo se descubrió que esto era debido a la falta de vitamina C en sus dietas. Una solución fueron los germinados de trigo. Ya que a medida que germinan las semillas de trigo, liberan vitamina C.

Durante la segunda guerra mundial, los germinados tuvieron otro auge. Ya que debido a los combates, había miedo de que no tuvieran suficiente carne y lácteos. Por lo tanto, empezaron a explorar fuentes alternativas de proteínas. La solución que encontraron fueron los germinados, especialmente de soya. En aquel tiempo, ya el gobierno repartía volantes de acerca de como hacer germinados en casa.

En los últimos años, hemos vuelto a hablar de los germinados por el movimiento de jardinería urbana alrededor del mundo. Con el cual defendemos que no importa el poco espacio que tengas. Ya sea un pequeño jardín o una maceta en una pequeña ventana, siempre puedes cultivar algo. Los germinados son un ejemplo de eso.

Beneficios para la salud de los alimentos germinados

Los germinados tienen muchos beneficios para tu salud. Son antioxidantes y revitalizantes. Ayudan a regenerar tu flora intestinal, son reconstituyentes, remineralizantes, desintoxicantes, fortalecen tus defensas. Hacen que tu metabolismo funcione adecuadamente.

Todo esto gracias a que la semilla al ser sometida a agua y oxígeno, activa las enzimas que lleva adentro y transforma los nutrientes que guarda, en formas que los humanos podemos digerir mejor. Por ejemplo, pasa de hidratos de carbono a azúcares más simples y asimilables. Convierten la grasa en ácidos grasos y las proteínas en aminoácidos (cadenas más simples de proteínas). Todos estos nutrientes tu cuerpo las asimila mejor y aportan pocas calorías.

¿Cómo se comen los germinados?

Los germinados son una forma ideal de consumir vegetales frescos. Los germinados se comen enteros, es decir, consumes la semilla y la radícula (la pequeña raicita blanquecina que sale por un lado de la semilla). Puedes consumirlos en ensaladas, agregarles aromáticas, agregarlos a verduras cocidas, consumirlos con cereales, colocarlos en jugos verdes, hornearlos con el pan, agregarlos a burritos, falafel, tortillas, en fin lo que se te ocurra. Puedes comerlos frescos o cocinarlos un poco. Lo ideal es consumirlos frescos para que mantengan sus nutrientes al máximo. 

¿Cómo hacer germinados en casa?

Es muy fácil hacer germinados en casa. Solo sigue los siguientes pasos:

  1. Escoge las semillas que vas a germinar.

    Saca todas las semillas que estén deformes o con colores extraños.

  2. Limpia las semillas.

    Colócalas en un colador y límpialas con agua, remueve las impurezas que tengan.

  3. Coloca una pequeña cantidad de semillas en un frasco transparente.

  4. Coloca agua hasta que las cubras totalmente. Agrega por lo menos 3 veces el volumen de semillas que colocaste.

    Déjalas en remojo en un lugar fresco toda la noche.

  5. Al día siguiente, revisa tu frasco y remueve todas las semillas que no se hincharon con el agua, las que perdieron el color o se vean deformes, porque seguramente no germinarán.

  6. Escurre todo el agua que tenían las semillas en el tarro.

  7. Tapa el frasco con una malla y asegúralo con un cauchito o pita para que no se safe.

  8. Vuelve a colocar agua y voltea el tarrito boca abajo en un ángulo de 45º para que toda el agua escurra.

    A las 12 horas vuelve a hacer lo mismo, coloca agua y pon el tarrito boca abajo 45º para que escurra.

  9. Colócalo en un lugar con luz indirecta o oscuridad. No expuesto al sol directo.

  10. Repite el paso 8, hasta que veas unas raicitas saliendo de las semillas.

    En 4 o 5 días aparece una “colita” que sale de la semillas. Ya tienes tus germinados! Algunas semillas toman menos tiempo, algunas unos días más.

  11. Cuando ya hayan germinado, retírales todo el agua que tengan, guárdalas en la nevera en cualquier recipiente, coloca papel absorbente en la base del recipiente y coloca las semillas.

  12. Ya están listas, puedes agregarlas a tus ensaladas y platos favoritos.

Como ves, los germinados son un proyecto muy sencillo de hacer. Es una forma ideal de consumir algo que tu mismo hayas germinado. Además que son muy nutritivas y aportan mucho a tu salud. Entonces atrévete a hacer tus propios germinados.

Recibe tips gratuitos de jardinería y decoración directamente a tu correo y entérate de nuestras promociones, eventos, noticias y mucho más, antes que todos.

error: © Todos los derechos reservados | Neea Flora