Publicado el

¿Cómo hacer un jardín en macetas?

Cómo hacer un jardín en macetas - Blog Neea Flora

Sin importar el espacio, puedes hacer jardinería en macetas. Descubre algunos tips para saber cómo hacer un jardín en macetas ¡paso a paso!

Hay muchas razones para hacer un jardín en macetas. Y una de ellas es que puedes aprovechar diferentes partes de tu casa para tener plantas. En éste artículo, encontrarás algunos tips que te explicarán cómo hacer un jardín en macetas ¡Comencémos!

Ventajas de hacer un jardín en macetas

Las plantas en maceta tienen mucho que ofrecerle al jardinero urbano. Sus ventajas obvias incluyen que puedes controlar el riego y la mezcla de sustrato que usas. También la habilidad de tener plantas en lugares que parecería imposible tenerlas. Además las posibilidades de diseño son infinitas.

Las macetas son una gran forma de traer color instantaneo al paisaje y puedes cambiar la mezcla de plantas de temporada a temporada.

La siembra en macetas te ofrece versatilidad y agrega un toque único, a lo que sin ellas serían balcones, patios y entradas de casa aburridas.

Cómo hacer un jardín en macetas

A continuación encuentras algunos puntos para tener en cuenta cuando crees tu jardín de macetas:

Conoce tu clima y microclima

Recuerda que los jardines de maceta en tu balcón y patio están sujetos a temperaturas más extremas que el resto de tu jardín puede no experimentar.

Esto es especialmente verdad para nuestros ambientes urbanos. Por los diferentes microclimas que tenemos.

Puedes variar los materiales y colores de tus macetas dependiendo el clima en el que vivas. Por ejemplo, en lugares más soleados, usa macetas de colores más claros para reducir la absorción de calor. Y al contrario.

Explora los espacios en donde colocarás tus macetas

Una casa o apartamento, aunque sean pequeños pueden proveer una oportunidad para que desarrolles un jardín con macetas que bordeen, canastas colgantes y macetas fijas a las barandas. Incluso puedes usar jardines verticales.

Los espacios más grandes permiten una buena mezcla de estilos de macetas, formas y tamaños de macetas y material vegetal, mientras que los pequeños espcios lucen mejores llenos con macetas de diferentes tamaños hechas del mismo material.

Aprovecha el espacio tridimensional

Si tienes un espacio limitado y el espacio horizontal es valioso, puedes aprovechar el espacio tridimensional de tu casa.

Por ejemplo, en tu balcón puedes ahorrar espacio agarrando materas a los largo de la baranda.

También puedes agregar plantas colgantes o macetas en la pared.

Incluso puedes agregar algo de peso e interés visual, incluyendo un trelis o entutorando una liana verticalmente y sobre los bordes de la baranda de tu balcón o los bordes de tus ventanas.

Encuentra el sol o la sombra

Asegúrate de ubicar tus plantas en su exposición solar favorita. La mayoría de plantas necesitan buena luz para florecer.

Sin embargo, entre más sombra le proveas menos estrés tus plantas sufrirán y menos tendrás que regarlas.

Como siempre, lee las etiquetas de tus plantas ya que algunas plantas prefieren una exposición solar directa y otras prefieren luz indirecta.

Por ejemplo, en un lugar con sombra parcial puedes probar con plantas como las pentas, begonias y Coleus.

Para un lugar muy sombreado puedes probar con plantas como las petunias mexicanas, Impatiens y Caladiums.

Ten en cuenta que el peso importa

Cuando escojas tus macetas y sustratos, aligéralos para salvar tu espalda, especialmente cuando cargues y transportes bolsas llenas de sustrato por tu casa (cuando tengas que subirlas por las escaleras me agradecerás 😉 ).

Recuerda que hay diferentes tipos de macetas. Y algunos materiales como la arcilla y cerámica son más pesados que el plástico y los contenedores de resina.

Además, usa mezclas de sustrato (sin suelo) para que no sean tan pesadas.

Las macetas con ruedas son una buena forma de mantener estas macetas grandes y pesadas moviles.

Escoge el tamaño de la maceta

Escoge el tamaño de la maceta, dependiendo el tamaño de la planta.

Selecciona contenedores grandes cuando sea posible. Hay muchas macetas diminutas encantadoras en el mercado, pero ellas son un problema cuando el clima cálido llega.

Recuerda que entre más volumen de suelo, menos tendrás que regar y más resilientes tus plantas pueden ser. Pero si escoges una maceta demasiado grande con respecto al tamaño de tu planta, corres el riesgo de regar en exceso.

Una opciones tolerantes a la sequía

En algunos lugares de tu casa, las plantas estarán más expuestas a corrientes de viento y condiciones climáticas drásticas. Por ejemplo, en lugares como balcones y patios sin techar.

En esos lugares puedes usar plantas más resistentes. Muchas suculentas (como los agaves miniatura) funcionan muy bien como opciones tolerantes al calor y a la sequía para tus jardines de contenedor.

También hay muchos pastos ornamentales como el pasto cola de zorro (Pennisetum alopecuroides) o el Nassella tenuissima, que funcionan bien en macetas grandes.

Cultivando vegetales en tus macetas

Las flores son geniales, pero si quieres cultivar algunas comestibles y aromáticas, no tengas miedo de agregar algunos vegetales a la mezcla. Lechugas, tomates cherry, zanahorias, remolachas y especialmente las hierbas aromáticas funcionan bien en macetas.

Cambia las plantas

Recuerda que la jardinería es siempre un proceso. Así que renueva tus plantas cuando sea necesario.

Cuando una planta ya muera, solo cambiala y reemplazala con otra.

Las flores tenen su sesión pico. Así que planea para ir cambiando tus plantas dependiendo de cuando florezcan.

En conclusión, cómo hacer un jardín de macetas

Como ves, así cuentes con poco espacio, eso no es excusa para no tener plantas y disfrutar de algunos de sus beneficios. Puedes hacer un jardín en macetas. Siempre adaptándolo a las condiciones de tu casa.

Recuerda que cada casa es única y tiene su propio microclima, exposición al sol, viento y demás características. Lo que determinará que ciertas plantas se den mejor que otras. Así que a explorar tu casa con otros ojos y llenarla de verde.