fbpx
8 trucos para cultivar plantas aromáticas en macetas - Blog Neea Flora

8 trucos para cultivar plantas aromáticas en macetas

Si no tienes mucho espacio en casa puedes plantar hierbas aromáticas en macetas. Aquí encontrarás 8 trucos para cultivar plantas aromáticas en macetas :-).

¿Alguna vez has querido un trocito de romero para condimentar tu cena? ¿O algunas hojas de menta para colocar a tu agua de aromática o colocarle a tu postre? ¿No sería bonito ir a la ventana de la cocina y cosechar tus propias plantas, en vez de ir al mercado por ese ingrediente? Aquí encontrarás 8 trucos para cultivar plantas aromáticas en macetas ¡Comencemos!

Trucos para cultivar plantas aromáticas en macetas

No es necesario tener mucho espacio con un mega huerto y montones de espacio para cultivar plantas. Ya te hablé de los múltiples lugares para hacer un jardín urbano tanto en exterior como en interior. Y de cómo escoger plantas para tu huerta casera. Sin embargo, si no tienes mucho espacio para cultivar, puedes cultivar plantas aromáticas en macetas.

Hay muchas hierbas aromáticas que puedes cultivar en casa como la albahaca, cilantro, eneldo, orégano, romero, salvia, tomillo, y muchas más. Aquí hay algunos trucos para ayudarte a disfrutar de un pequeño jardín de hierbas en tu apartamento o casa:

1. Decide si empezarás con semillas o plántulas

Puedes sembrar hierbas aromáticas tanto de semillas, como comprar las plántulas y plantarlas. Cualquiera de los dos métodos está bien.

Las hierbas anuales son las más fáciles de cultivar, especialmente de semilla (por ejemplo el cilantro). En cambio, la mayoría de hierbas perennes toman mas tiempo para germinar y crecer. Así que es más fácil empezar con plántulas.

Siembra las semillas siguiendo las instrucciones en el paquete de semillas, para determinar la profundidad de siembra.

2. Usa materas adecuadas

Si hasta ahora empiezas a tener aromáticas en casa. Te recomiendo usar materas individuales para cada planta. Así puedes darle a cada hierba el cuidado específico que necesita. Y ya con el tiempo cuando conozcas más tus plantas puedes usar jardineras.

Si quieres tener varias plantas en una jardinera. Lo ideal es mezclar plantas a las que les guste las mismas condiciones de luz, de riego y de fertilización para que todas prosperen.

También asegúrate que los contenedores tienen huecos de drenaje y son impermeables. Si no tienen huecos de drenaje tendrás que tener más cuidado de no regar en exceso.

3. Los sustratos son una buena inversión

Invierte en un buen sustrato o compra los materiales y haz uno a tu medida. Si tienes un buen sustrato, tendrás la base para plantas más saludables.

Si estás sembrando semillas, usa un sustrato específico para propagar semillas y tus semillas germinarán mejor. También puedes usar sustrato para macetas, o una combinación 50:50 de los dos.

Evita usar suelo de jardín, el cual tiende a ser pesado y no drena bien, y puede contener plagas y enfermedades. Las hierbas funcionan mejor en sustratos húmedos, pero que drenen bien.

Si el suelo está muy seco cuando lo saques de la bolsa, humedécelo levemente antes de plantar tus hierbas.

4. Las aromáticas necesitan luz

La mayoría de hierbas necesitan al menos 5 a 6 horas de sol directo diariamente.

La cantidad de luz solar que tus plantas reciben dicta el tipo de hierbas que puedes cultivar.

En una ventana, ubicada al sur o sur-occidente, puedes cultivar Salvia, romero, tomillo y berros.

Las ventanas ubicadas al oriente o al occidente funcionarán para mentas aromáticas, cebollín, perejil, e incluso geranios.

Si no tienes suficiente luz será necesario usar luces artificiales para plantas.

5. Mantén las aromáticas frescas

Las aromáticas prefieren temperaturas en el día de 18 a 21 ºC. Mientras que en la noche pueden tolerar de 13 a 16ºC. Ya que las hierbas prefieren temperaturas frescas de noche. La temperatura promedio normal de las casas funciona bien para la mayoría de hierbas aromáticas.

No permitas que las hojas toquen las ventanas frías. Porque sus hojas se pueden quemar con el frío.

6. A las aromáticas les gusta el riego, pero no te excedas

Riégalas para mantener el suelo húmedo pero no inundado, y desocupa los platos debajo de la maceta después del riego.

La mayoría de hierbas son sensibles al sobre riego o a los suelos pantanosos.

Chequea la humedad presionando tu dedo en la superficie del sustrato o inserta un palito. Si sientes el suelo húmedo, no riegues. Cuando el suelo es seco al tacto, riega hasta que el exceso salga por la base de la maceta.

7. Fertilizante adecuado

Puedes fertilizar con abonos orgánicos o preparados caseros. El humus, el compost y el lombricompuesto son muy buenas alternativas.

Si quieres usar fertilizantes químicos usa una solución a la mitad de la concentración que usarías en plantas de interior de tu casa. Puedes usar un fertilizante multi-propósito. Para cultivar hierbas con un sabor mas intenso, limita el fertilizante que usas. Solo fertiliza cuando la mezcla de sustrato esté húmeda, nunca seca.

8. Mantén la humedad

Uno de los elementos mas importantes para cultivar hierbas es mucha humedad.

Los ventiladores y aires acondicionados en las casas toman el aire y quitan la humedad.

El aire seco no solo seca tu piel, este puede causar que las plantas desarrollen puntas cafés o secas. Entonces no coloques las aromáticas cerca de estos sistemas y si tienes un aire muy seco de vez en cuando, rocíalas con spray.

Cultiva tus aromáticas

Como ves, el truco para cultivar plantas aromáticas en macetas, es proveer la cantidad apropiada de luz, agua, fertilizante y humedad necesaria por las diferentes hierbas. Te darás cuenta que tener al menos una planta aromática en casa de la cual puedas cosechar y usar da una satisfacción muy grande. Así que inténtalo :-).

Espero que te sea de utilidad la información de este artículo. Si quieres recibir a tu correo información cuando publique nuevos artículos suscríbete al boletín para que te lleguen directamente a tu correo.

error: © Todos los derechos reservados | Neea Flora