Publicado el

6 problemas comunes con las plantas abrecaminos o fitonias y cómo solucionarlos

6 problemas comunes con las plantas abrecaminos o fitonias y cómo solucionarlos Neea Flora

En este artículo conocerás 6 problemas comunes con las plantas abrecaminos o fitonias que se presentan en casa y cómo solucionarlos ¡Coméncemos!

Hace unos meses hice un artículo hablando de los cuidados de las plantas abrecaminos o fitonias. Después de lo cual recibí algunas dudas específicas de algunos problemas que se les presentaban con sus fitonias. Por eso, en este artículo hablaré de 6 problemas comunes con las plantas abrecaminos o fitonias y cómo solucionarlos ¡Coméncemos!

La planta abre caminos o fitonia es ideal para interiores y algunas personas la usan para la buena suerte. Además es una de mis plantas favoritas para hacer terrarios cerrados. A pesar de eso, puede ser una planta compleja de mantener. Aquí descubrirás algunos de los problemas más comunes que puedes tener con éstas hermosas plantas y cómo solucionarlos.

Problemas comunes con las plantas abrecaminos o fitonias

Problema 1: Toda mi fitonia colapsa o se “desmaya”

CAUSA. Si notas que tu fitonia se “desmaya”, es decir que es incapaz de sostenerse paradita y las hojas y ramas ya tocan el sustrato. Esto se debe a que dejaste secar el sustrato demasiado.

SOLUCIÓN. Las fitonias son famosas por desvanecerse o “desmayarse” si sus raíces no tienen la cantidad de agua necesaria. Si la riegas pronto, la planta se recuperará, pero la deshidratación por un par de horas puede ser fatal. Así que asegúrate de no dejarla llegar a éstos estados tan graves de deshidratación.

Problema 2: Las hojas de mis fitonias se pusieron amarillas

CAUSA. Si las hojas de tus fitonias se tornan amarillas completamente, la causa más común de esto es exceso de riego. Es decir, que la regaste demasiado o que tal vez tienes un sustrato que acumula demasiada humedad. Esto es más común si la tienes en una matera sin huecos de drenaje, por la que NO puede escapar el agua sobrante.

SOLUCIÓN. Chequea los huecos de drenaje en el fondo de la matera para asegurarte que no estén taponados con mugre o si tu matera no tiene huecos por debajo puedes abrirlos o cambiarla a un recipiente que si los tenga.

La fitonia necesita humedad ligera todo el tiempo, pero las raíces sufren si no se oxigena el sustrato. Eso pasa cuando hay exceso de agua en el suelo o sustrato que inunda los espacios de aire y no deja “respirar” las raíces y como resultado se pudren.

Quita los tallos y hojas amarillas y deja que seque un poco más en el siguiente riego.

Problema 3: los bordes de las hojas de mis fitonias se ponen marrones

CAUSA. A las fitonias les gusta la humedad en el ambiente. Si están en un ambiente muy seco o donde le llega mucho viento, los bordes pueden empezar a tornarse marrones y secarse.

Solución. Si están en un lugar con mucho viento, cambialas a un lugar en dónde estén más protegidas.

SI están en un lugar muy seco (la mayoría de casas tienen un ambiente bastante seco), puedes intentar varias cosas:

La primera es colocarlas cerca a otras plantas. Las plantas evapotranspiran, es decir, que botan pequeñas micro goticas que hacen que alrededor de ellas se genere más humedad. Con lo que todas se mantendrán más húmedas todo el tiempo.

También podrías comprar un humidificador que mantiene tus habitaciones un poco más humedas (lo cual no solo tus plantas agradecerán, sino también tu piel y garganta)

Por último, una cosa que suelo hacer con las fitonias es colocarlas en terrarios cerrados. En éste tipo de terrarios se genera una especie de microinvernadero adentro del recipiente transparente. Allí se mantiene una humedad constante y un sustrato ligeramente húmedo todo el tiempo. Las condiciones IDEALES para las fitonias. Con lo que no tendrás que hacer nada, solo mirarlas crecer B-).

Puedes incluso tomar un cortecito de una rama y colocarla en cualquier espacio del terrario y en tan solo dos semanas empieza a crecer. Combínala con helechos pequeños, calatheas y otras plantas que necesiten humedad. Y crecerán de maravilla.

Problema 4: Pequeñas moscas negras caminan y saltan sobre el sustrato

CAUSA. Si empiezas a ver mosquitas negras sobre el sustrato que se mueven dando brinquitos cada vez que mueves tus materas. Son las famosas moscas del mantillo.

Estos pequeños insectos se alimentan de materia en descomposición como ramitas, hojitas, hongos y demás. Aparecen cuando hay mucha humedad y hay algo que está descomponiéndose. Por lo que las verás si tienes un sustrato muy muy húmedo y con muchos materiales orgánicos. Suele suceder cuando tomas suelo de un bosque o parque (a veces la venden como tierra negra o tierra de bosque o vegetal) y lo pones en tus materas. Allí vienen los huevitos de éstas moscas y otros insectos más.

Realmente no le hacen ningún daño a tus plantas, porque no se alimentan de las hojas, ni raíces de tu planta (solo de materia ya muerta). Pero si pueden ser muy molestas, porque saltan de un lado al otro cada vez que tocas tus plantas.

SOLUCIÓN. El sustrato húmedo que las fitonias necesitan, favorecen el crecimiento de las moscas del mantillo. Con lo que puede que las veas aparecer de vez en cuando. Puedes intentar airear tus plantas un poco más y cambiar el sustrato. Y ya con eso generalmente se soluciona el problema.

Problema 5: Encontré unas masas algodonosas en los tallos y hojas de mi fitonia!!!

CAUSA. Si encuentrás unas masas blancas como recubiertas con un polvito blanco y un poco pegajosas son las famosisimas cochinillas algodonosas. Uno de los insectos más comunes que atacan las plantas de interior.

SOLUCIÓN. Primero, aisla tu planta infectada del resto de plantas. Luego, remueve las cochinillas con un algodón o copito empapado en alcohol. Hojita por hojita, revisa los tallos y debajo de las hojas. Repite pasados algunos días hasta que las cochinillas estén controladas.

No uses pesticidas, aceites, jabones y demás en esta planta, ya que las hojas son muy delicadas y se se pueden dañar fácilmente.

Problema 6: Las hojitas nuevas de mi fitonia crecen arrugaditas y veo insectos verdes en hojas y tallos.

CAUSA. Si notas que las hojas nuevas de tu fitonia no crecen normales, sino arrugadas y deformes, busca en las hojitas y ramas y probablemente encontrarás unos insectos verdes (también pueden ser naranjas, amarillos o negros), conocidos como ¡áfidos o pulgones!

Imágen de áfido plantas de interior - Blog Neea Flora
Una foto de los áfidos… nuestros glotones visitantes.

SOLUCIÓN. Quita las puntas de los tallos. En lo posible rocealas con agua y con cuidado remueve los áfidos con un trapito. Síguela vigilando por varios días.

No uses pesticidas, aceites, jabones y demás en esta planta ya que las hojas se pueden dañar facilmente.

En conclusión, problemas comunes con las plantas abrecaminos o fitonias

Las plantas abrecaminos o fitonias son reamente hermosas, pero pueden ser un poco complejas. Especialmente por el tema del riego. Pero con paciencia puedes aprender a cuidar de éstas plantas. Espero que esté artículo te haya ayudado a reconocer los problemas más comunes y a solucionarlos a tiempo.

Si te gustó este artículo, no olvides suscribirte al boletín de noticias. Con el cual te mantendré al tanto de cada nuevo artículo que publiqué: